Y la mejor manera de relajarse es…

Buenos días amorcetes!

Hoy os traigo una entrada muy especial, os voy a enseñar que hago para desconectar y relajarme.

Ya os he dicho en entradas anteriores que desde que activé mi vida no tengo mucho tiempo libre, por eso cualquier tiempo muerto es muy importante para mí.

No me enrollo más y os empiezo a contar.

 

Lo primero es ponerle el tapón a la bañera y abrir el agua caliente del grifo al máximo.

Dejar correr el agua, solo ese ruido es tan tranquilizador.

Después pongo en el agua aún corriendo la bombas de baño (la compré en Arenal, me costó 2,95€), y dejo que se vaya deshaciendo lentamente.

Me gusta ver como el agua adquiere ese color rosa propio de los frutos del bosque.

Mientras se acaba de rellenar el agua de la bañera, enciendo unas velas pequeñitas (estas del Ikea) y pongo un poco de aceite en el quemador.

Cuando considero que la bañera ya tiene el agua suficiente, cierro el grifo.

Me desnudo y me meto en el agua caliente, los sales empiezan a hacer ese efecto relajante sobre mí, mi piel está mas suave de lo normal en contacto con el agua, eso me encanta.

Cuando pasan unos minutos ya empiezo a notar un olor muy suave y agradable en el aire, es el aceite con la ayuda de la vela.

Ahora solo toca, no hacer nada, dejar la mente en blanco y respirar.

Hay una cosa que me encanta hacer (no se si soy la única o a vosotrxs también os pasa), y es meter totalmente la cabeza debajo del agua y quedarme así unos segundos.

Bajo el agua no escucho nada, todo es silencio.

Es que me encanta, os lo juro. Mi parte favorita con diferencia.

Cuando ya ha pasando un buen rato y el agua ya empieza a estar fría, es cuando decido salir.

 

Pero aún no retiro el agua de la bañera, porque es la hora de exfoliarme el cuerpo.

Tengo dos opciones, o utilizo esta crema (2,99€) que es para la cara pero como mi piel es muy sensible entonces muchas de las cremas exfoliantes de cuerpo me dejan en carne viva.

Además por el precio tampoco me importa gastarla rápido.

Y la otra opción es más natural, es coger azúcar y mezclarlo con tu crema hidratante.

Las dos son muy efectivas y me van igual de bien.

Una vez exfoliada aprovecho el agua que dejé en la bañera para limpiar mi piel de todo posible resto, una vez limpia, ahora sí, vacío la bañera.

 

Luego independientemente del método que utilice, hidrato la piel.

Uso la crema hidratante de la marca Mercadona (2€ el pack de dos).

Espero un minutillo para que mi piel absorba la crema y me seco bien con la toalla.

Me pongo la ropa más cómoda que tengo, me peino, y si aún tengo un rato libre, aprovecho para escribir una entrada en el blog o miro que cosas atrasadas tengo para hacer.

 



Se que hay que tener conciencia con la naturaleza y no abusar de los baños, porque es un gasto importante de agua.

Por eso limito estos momentos de relax para ocasiones puntales de mimo personal.



 

Más adelante os contaré otras cositas que hago en mis ratos libres que espero que os gusten!

Hasta aquí el post de hoy!

En la próxima entrada os enseñaré una carta que escribí a mi yo del futuro.

Espero que os haya gustado, dejadme en comentarios si vosotros os tomáis baños o que otras cosas hacéis para relajaros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s